2da. Jornada virtual de promoción de ciencia y tecnología para docentes de Educación Básica.

Miércoles 20 de octubre de 13:00 a 14:30 horas

Transmisión: Facebook LIVE COTACYT

Registro y constancia aquí

 

El COTACYT ha realizado tradicionalmente, en forma anual, el programa de “Jornadas de promoción de ciencia y tecnología (CyT)” enfocado a promover nociones, principios y valores de CyT a favor de la población infantil, escolarizada en educación básica.   Este programa incluyó tradicionalmente un diverso catálogo de actividades presenciales con alumnos y maestros del nivel de educación básica.

Para el año 2020, con la aparición y presencia de la contingencia sanitaria por el COVID-19, se tuvo que reformular el modelo de promoción de CyT para dejar las prácticas presenciales en favor de prácticas de difusión a distancia y virtuales, apoyándose en plataformas tecnológicas apropiadas para videoconferencias.

Fue así que en el 2020 realizamos la “1ª Jornada virtual de promoción CyT para docentes de educación básica”, que tenía por objeto presentar al magisterio tamaulipeco 3 conferencias encaminadas a exponer nociones sobre el futuro previsible para la educación básica; destacar la labor e importancia del maestro en la formación de una cultura positiva y proactiva de CyT; y, avanzar en la difusión de algunos métodos, técnicas, herramientas y recursos para la enseñanza de CyT en educación básica.

El objetivo deseado se alcanzó de manera más que satisfactoria al contar con la participación de destacados conferencistas especialistas en la materia como el Dr. Julio Cesar Leyva Ruiz, el Mtro. Cesari D. Rico Galeana y el Mtro. Juan Carlos Andrade Guevara que abordaron respectivamente cada uno de ellos los temas requeridos.

Vale destacar que este programa fue muy apreciado, tanto en su fecha de realización el 21 de octubre 2020 donde contamos con una asistencia promedio de mil 300 seguidores por Facebook LIVE COTACYT; también se destaca que este programa ha tenido más de 5 mil 200 reproducciones del video de referencia. (Facebook COTACYT)

Indudablemente que la presencia de la pandemia por COVID-19 ha tenido un impacto más que significativo en todas las prácticas de enseñanza aprendizaje.  Ciertamente todo el sistema educativo, en todos los niveles se ha visto afectado en su desempeño y es claro que las metas educativas de los programas tradicionales no se han podido alcanzar, al menos no como estaban previstas, y en el mejor de los casos se han tenido que reformular todos los planes, programas y diseño de prácticas educativas.

El impacto general no ha podido ser evaluado aún y sin embargo todos los expertos, especialistas, autoridades y docentes del sector educativo coinciden en que los más afectados han sido los alumnos que en el mejor de los casos han visto pasar el tiempo sin obtener todos los conocimientos, habilidades y capacidades que le serán requeridos más tarde o más temprano al continuar su formación.

Para amplios segmentos de población en educación básica, primaria y secundaria, y en educación media superior, las perdidas, por el momento, puede ser aún mayores, pues en las circunstancias educativas que atravesamos por motivos de la pandemia una cantidad no determinada aún de alumnos se han visto obligadas a abandonar los estudios.

Ciertamente, en nuestro país, aparece ya un horizonte de luz que anuncia que eventualmente como sociedad tengamos un mayor control de la pandemia por COVID-19 y que las medidas de contingencia y control sanitario permitan ir retomando paulatinamente las actividades presenciales educativas.

El reto que enfrenta de cara al futuro cercano el sector educativo en su conjunto es mayúsculo.  Con toda seguridad se estarán presentando todo tipo de limitaciones en el conocimiento adquirido de los alumnos en todos los niveles educativos.  El docente observará una gran cantidad de limitaciones para el desenvolvimiento de los planes y programas que se deseen realizar.

Frente a este panorama, en este contexto, el docente de educación básica es ya y será definitivamente el actor principal en el rencauzamiento de los alumnos hacia las prácticas de aprendizaje.  Desde luego no podemos pensar que las prácticas educativas se podrán reanudar siguiendo los mismos modelos, esquemas, estrategias e instrumentos que se aplicaban antes de la pandemia.

Al reiniciar actividades presenciales tendremos enfrente poblaciones en los mismos niveles y grados educativos con muy diversos y heterogéneos niveles de aprendizaje previo, y ello exigirá una práctica docente renovada, reenfocada y con todo un instrumental diferente para poder enfrentar este panorama.

Indudablemente el escenario que observamos nos presenta retos de gran magnitud.  En este ámbito cobra importancia la misión del docente para trasmitir nociones, principios y valores de ciencia y tecnología, que adelantan en el individuo bases para una formación autogestiva del conocimiento.

Hoy más que nunca se ratifica la necesidad de avanzar en prácticas docentes que estimulen al educando a la comprensión de los objetos de estudio y de los procesos mismos para la obtención de información y su proceso mental que la transforma en conocimiento.

Para evaluar toda esta situación, tenemos la fortuna de poder contar nuevamente con los conferencistas que nos ofrecieron la “1ª Jornadas de promoción de CyT para docentes de educación básica”, quienes muy generosamente han aceptado el reto de replantear junto con el magisterio tamaulipeco sus Hipótesis de trabajo respecto del futuro para la educación básica, de la importancia del maestro en el proceso de enseñanza aprendizaje y sobre la necesidad de contar con nuevos enfoques, estrategias e instrumentos para las prácticas educativas, estableciendo como punto de partida la reflexión del impacto que la pandemia sanitaria ha implicado para la educación.

En este sentido la “2ª Jornada virtual de promoción CyT para docentes de educación básica” se abre como una oportunidad de reflexionar y profundizar en la comprensión y aporte que la enseñanza de la cultura de ciencia y tecnología puede brindar en las prácticas de educación básica.

Objetivo general

Establecer contexto de reflexión para la educación básica en 3 temas fundamentales:

  • El futuro que nos espera en educación básica.
  • La Importancia del maestro en la enseñanza de ciencias.
  • La necesidad de nuevos enfoques, técnicas y herramientas en educación básica.

Objetivo estratégico

El docente es y será el actor principal en formar una cultura positiva y proactiva hacia la cultura de ciencia y tecnología de sus estudiantes. El docente requerirá materiales de formación, acceso a bibliografía y redes de expertos en el tema y desde luego también acceso a recursos tales como métodos y herramientas para la enseñanza en diversos capítulos de la ciencia.

Este tipo de jornadas abre la visión de trabajo y establece bases para un autogestivo crecimiento del conocimiento en el vasto campo de la cultura de ciencia y tecnología.